EL VIII CONVENIO COLECTIVO DE GRUPO LINCE SE HA FIRMADO CON UNA FUERTE APUESTA POR EL MANTENIMIENTO Y MEJORA DE LAS CONDICIONES LABORALES DE LOS TRABAJADORES

Desde el pasado mes de marzo, representantes de los trabajadores y del Centro Especial de Empleo se ha reunido en sucesivas citas para negociar el VIII convenio colectivo de la empresa que será de aplicación a partir del 1 de enero de 2018.
Durante los últimos años Grupo Lince ha tenido que hacer frente a la profunda crisis que ha afectado a todos los sectores de actividad y especialmente a los Centros Especiales de Empleo, con un mayor impacto en aquellos promovidos por entidades sin ánimo de lucro y con un especial compromiso con aquellas personas cuya inclusión en el mercado ordinario es más difícil, como es nuestro caso.
Gracias al esfuerzo de todos, especialmente de los trabajadores que forman parte de la empresa, y a la eficacia de las medidas que en su momento se tomaron, Grupo Lince ha conseguido superar esta crisis y retomar la senda de la creación de empleo para personas con discapacidad en un marco de estabilidad económica y financiera.
Esto ha permitido el cumplimiento de los compromisos que se acordaron en 2015 tal y como evidencian los incrementos del 4% y 1% en los salarios de 2016 y 2017, y la creación más de 140 puestos de trabajo en las diferentes líneas de negocio, en su gran mayoría para personas con discapacidad.
No obstante, en los próximos años nos encontramos con nuevos retos que pondrán a prueba nuestro compromiso con nuestra misión y valores, tales como la creciente competencia en el sector, el acompañamiento a las personas con discapacidad que forman parte de nuestra plantilla en un gran porcentaje y que se encuentran en un proceso de envejecimiento al que debemos prestar los apoyos necesarios y sobre todo la incertidumbre económica y social que no nos permite anticipar el marco laboral, comercial e incluso político en el que nos encontraremos a futuro, con total seguridad mucho más complicado para nuestra organización.
A pesar de ello, Grupo Lince debe continuar mejorando las condiciones laborales de los trabajadores y garantizar al mismo tiempo su desarrollo, y en este sentido hoy se ha firmado el nuevo convenio colectivo para el periodo 2018-2020 asegurando el crecimiento de los salarios en un 5%, así como introduciendo otras mejoras tales como la ampliación de la póliza de seguro de accidentes de trabajo, el disfrute discontinuo de los días de permiso por causas familiares, la mejora de la acumulación de la lactancia y la ampliación del fondo social que atiende situaciones especialmente desfavorables en la que se puedan encontrar nuestros trabajadores.
Estos acuerdos suponen la mejora de un convenio que, con anterioridad a la actual negociación, ya garantizaba un marco laboral mucho más beneficioso para el trabajador que el aplicado en otras empresas del sector, además de la previsible subida histórica del SMI en torno a los 900 o incluso 1.000 euros durante el periodo de vigencia del presente convenio.
En conclusión, tenemos que seguir construyendo juntos un marco de estabilidad para los próximos años que nos permita seguir creciendo, atendiendo nuestros compromisos económicos y financieros, y sobre todo garantizar el empleo de todos los que formamos parte de Grupo Lince-Fundación Personas, dando oportunidades a aquellos que, sin nuestra intervención, difícilmente tendrán acceso al mercado de trabajo.
Después de 30 años hemos llegado hasta donde estamos porque hemos recorrido el camino juntos.
Valladolid, 26 de octubre de 2018